Economía

 

Una ciudad que profundiza su diversidad productiva.

Con una gran cantidad de industrias, comercios  y empresas de servicios Cañada de Gómez es polo productivo en vías de diversificación. 

Si bien es conocida como la capital del mueble, desde sus inicios la ciudad ha tenido distintas industrias que fueron marca reconocida a nivel nacional. En la actualidad existen más de 220 industrias que junto con la actividad comercial acaparan gran parte de la oferta laboral., como lo demuestran los datos surgidos de los indicadores económicos sociales.

Un estudio realizado por la Fundación para el Desarrollo de Cañada de Gómez recientemente demostró que el 54,5% de la población ocupada trabaja como empleado u obrero, el sector privado emplea al 42,2% y el sector público al 12,3% restante. Mientras tanto los trabajadores por cuenta propia representan un 36,9% de la población ocupada.

Dentro de la variedad productiva se destaca el rubro de la industria plástica y metalmecánica. Tal es el caso de La Helvética, uno de los emblemas de la ciudad que desde hace décadas produce acoplados y semirremolques para todo el país. Dicha firma en el transcurso de este año trasladará su planta de producción al Parque Industrial.

Otra firma destacada es Baiml, fabrica de faros universales cuya producción acapara gran parte del mercado nacional y también internacional. 

De esta manera, a través del nombre de algunas de sus empresas la ciudad está representada en todo el país y atrae a las localidades vecinas. Esta producción diversificada también se encuentra en el parque industrial, donde veintitrés empresas de diferentes sectores productivos adquirieron sus lotes para trasladar sus plantas de producción a una zona que no afecta la armonía de la ciudad.

La no dependencia económica de la ciudad en una sola actividad es un dato alentador como lo es también otro surgido de los indicadores que marca que la ciudad “tiene una población económicamente activa del 59,5%, tasa de empleo del 57,4%, desocupación del 3,5% y subocupación del 8,4%”.

En la ciudad, dentro de la rama industrial, se destaca luego de la industria del mueble, la producción de maquinarías, acoplados, productos metálicos, del plástico y productos químicos; además de otros rubros que enriquecen la oferta laboral de la ciudad.

El rubro comercial, es uno de los más importantes en la región, acaparando clientes que vienen de otras localidades a  realizar sus compras. En este punto, se destaca el proyecto de concreción de un Centro Comercial a Cielo Abierto, que pretende como lo marca uno de sus slogans que “Cañada sea la ciudad de tus compras”.

“El corazón de la ciudad es la industria y el comercio, por eso desde el inicio de la gestión nos pusimos como eje el trabajo en conjunto con ellos, reuniéndonos periódicamente y atendiendo sus problemas”, manifiesta la intendenta Stella Clérici. “La Secretaria de Producción tiene las puertas abiertas para todos los empresarios de la ciudad, para recibir proyectos e inquietudes y acercarles asesoramiento y las herramientas que existen  a disposición”, destaca el secretario de la cartera, Marcelo Cogno.

Pero la diversidad solo se limita al sector industrial y comercial sino que se extiende al sector de capacitación. La oferta educativa es sumamente amplia incluyendo 120 propuestas educativas a distancia  y una innumerable cantidad de opciones en la ciudad en cinco instituciones diferentes, dependientes de las principales universidades nacionales  e institutos de educación formal del país.

El abanico de carreras incluye las vinculadas al sector técnico con una rápida salida laboral, profesorados, las allegadas a la administración, al diseño y a la programación  y demás carreras de nivel intermedio y cursos de capacitación. Incluso existe una sede de la Facultad de Ciencias de Económicas de la UNR.

El informe brindado por Fudeca demostró en este aspecto que “el 39% de los jóvenes entre 18 y 25 años cursan algún tipo de estudio, la mayoría de ellos cursan nivel universitario y terciario y cerca de un 27% están finalizando el secundario o primario. Para la población de dicha edad que no asiste a establecimientos educativos se pudo observar que el 70% tiene trabajo”.

Un alto porcentaje de quienes concurren a algunos de los centros educativos que dictan cursos y carreras de nivel universitario o terciario son de localidades de la región. Algo similar a lo que ocurre con las compras, nuestra ciudad se constituye en polo de atracción de las localidades vecinas. Muchos jóvenes optan por nuestra ciudad a la hora de elegir una carrera para seguir ante la negativa de poder ir a Rosario u otras importantes ciudades del país.

Desde el municipio, además de apoyar permanentemente a las instituciones educativas a través de materiales, infraestructura y entrega periódica de subsidios, se ofrecen más de sesenta disciplinas y talleres de educación no formal en las escuelas municipales.